Nebulosas

La Nebulosa Cabeza de Caballo o Barnard 33 (B33), es una nube de gas fría y oscura, situada a unos 1500 años luz de la Tierra, al sur del extremo izquierdo del cinturón de Orión. Forma parte del Complejo de Nubes Moleculares de Orión, y mide aproximadamente 3,5 años luz de ancho. Esta nebulosa oscura es visible por contraste, ya que aparece por delante de la nebulosa de emisión IC 434. Por su forma es la más familiar de las nebulosas de absorción.


La nebulosa de la Flama, NGC 2024, en la parte inferior izquierda. Recibe este nombre por su parecido con una hoguera. Un franja oscura de polvo interestelar absorbente se destaca en silueta contra el resplandor de la emisión del hidrógeno. Detrás de la franja oscura yace un cúmulo de estrellas jóvenes y calientes, vistas a longitudes de onda infrarrojas a través del polvo oscurecedor. Una estrella masiva joven de ese cúmulo es la fuente probable de la intensa radiación ultravioleta que ioniza el gas de hidrógeno de la nebulosa de la Flama.

Nebulosas en Cielo Profundo

La Nebulosa de Orión es una nebulosa difusa, una inmensa nube de gas y polvo situada al sur del Cinturón de Orión. Es una de las nebulosas más brillantes que existen, y puede ser observada a simple vista sobre el cielo nocturno. Está situada a 1.270 años luz de la Tierra, y posee un diámetro aproximado de 24 años luz

Los astrónomos han observado en sus entrañas discos protoplanetarios, enanas marrones, fuertes turbulencias en el movimiento de partículas de gas y efectos fotoionizantes cerca de estrellas muy masivas próximas a la nebulosa.

Está considerada como un ejemplo de incubadora estelar, donde el polvo cósmico forma estrellas a medida que se van asociando debido a la atracción gravitatoria. Las observaciones de la nebulosa han mostrado aproximadamente 700 estrellas en diferentes etapas de formación.

Dentro de aproximadamente 100.000 años, la mayor parte del gas y del polvo será expulsado. El material que quede sin expulsar formará un cúmulo brillante y estrellas jóvenes rodeadas de tenues filamentos del antiguo cúmulo


La Nebulosa de la Burbuja NGC 7635,  es una nebulosa de emisión, una región H II, en la constelación de Cassiopeia, cerca del cúmulo abierto M52. Se ha originado por el viento estelar de la estrella central de magnitud aparente 8,7. Se le llama así debido a su forma.


La estrella central tiene entre 10 y 20 veces la masa solar1 y es la responsable de los vientos de 2000 km/s. La burbuja no es uniforme porque al expandirse encuentra regiones de gas frío de densidad diferente que frenan la expansión, lo que le confiere un aspecto ondulado. Estas diferencias del material que encuentra el viento es lo que ha hecho que la estrella no se encentre en el centro.

El Cúmulo y la Nebulosa Rosetta se encuentran a una distancia de unos 5200 años luz de la Tierra y miden unos 130 años luz de diámetro. La radiación de las estrellas jóvenes excitan los átomos de la nebulosa, haciendo que emitan radiación que hace brillar a la nebulosa. La masa de la nebulosa se ​​estima en unas 10 000 masas solares.


Se cree que el viento estelar de un grupo de estrellas O y B está ejerciendo presión sobre la nube, causando su compresión, y generando la formación de estrellas en la nebulosa. Esta formación estelar está aún en curso.


Este típico color rojo de las nebulosas es producido por la emisión de los átomos de hidrógeno a través del fenómeno conocido como fluorescencia.

Nebulosa de la Laguna, M8


La nebulosa de la Laguna es una nebulosa de emisión situada en la constelación de Sagitario. Está, aproximadamente, a una distancia de 5.000 años luz y fue descubierta por Guillaume Le Gentil en 1747.


En la porción más brillante de la nebulosa se halla una estructura conocida cómo El reloj de arena, en la que se está produciendo una intensa actividad de formación de estrellas.


Nebulosa Trífida, M20


El nombre de la nebulosa significa "dividido en tres lóbulos" por su aspecto de tres lóbulos brillantes separados por líneas oscuras de polvo. La nebulosa está a unos 5.500 años luz y su edad estimada es de 300.000 años, lo que la convierte en una zona de formación estelar extremadamente joven y motivo de que en su centro se hayan descubierto numerosos objetos estelares jóvenes y discos protoplanetarios.


En las tomas se aprecian dos coloraciones diferenciadas: Los azules se deben a la luz de estrellas relativamente frías reflejada por el polvo de la nebulosa, en cambio la coloración rojiza hacia el centro es causada por ionización del polvo/gas por estrellas más potentes, lo que las hace emitir en una longitud de onda que depende de su composición, en este caso fundamentalmente hidrógeno.


Nebulosa del Pelícano, IC 5067


La nebulosa del Pelícano es una nebulosa de emisión en la constelación del Cisne, situada cerca de Deneb.


Dentro de la nebulosa Pelícano, nubes de polvo oscuro también ayudan a definir el ojo y el largo pico, mientras un frente brillante de gas ionizado sugiere la silueta de la cabeza y del cuello. La nebulosa situada en lo que físicamente seria la parte trasera del cuello es la que realmente se denomina IC 5070 pero es más conocida como "El cogote".


Esta nebulosa ha sido muy estudiada porque mezcla formación estelar y nubes de gas en desarrollo. La luz de estrellas jóvenes calienta lentamente el frío gas produciendo un frente de ionización que avanza hacia el exterior

Nebulosa del  Águila, Messier 16


La nebulosa del Águila se ubica a unos 7000 años luz de distancia. Ampliando la imagen, y en el centro del imagen se aprecian los "Pilares de la creación" una zona activa de creación de estrellas; En el lateral se distingue claramente la nebulosa oscura que al estar delante le da su forma.


Ésta esuna nebulosa de emisión, y su luz proviene de la excitación de las moléculas de hidrógeno y otros gases interestelares al recibir la radiación de estrellas muy energéticas que se encuentran en las proximidades.

Nebulosa  Omega, Messier 17


La nebulosa Omega o  de la Langosta se encuentra a una distancia entre 5000 y 6000 años luz, y tiene un tamaño de unos 15 años luz de diámetro.


Existe un cúmulo (NGC 6618) en la nebulosa que en estudios recientes muestran que éste es uno de los más jóvenes conocidos, con una edad que no llega ni al millón de años y que la nebulosa seguramente alberga entre 8000 y 10000 estrellas que han nacido en ella.